.

Editorial Septiembre 17'2021

Editorial Septiembre 17’2021

17 septiembre, 2021
|
0 Comments
|

Los buenos hábitos del sueño

Ms. Grace Zamudio

Según los expertos, la falta de sueño puede alterar los ritmos naturales y afectar cómo el cerebro puede incorporar información nueva.

Cuando un niño se desvela, se reduce la producción de mielina en las zonas parieto-occipital, que corresponde a la región posterior del cerebro, por lo que impactaría en diferentes funciones como: Elaboración de pensamientos y emociones. Reconocimiento espacial. Interpretación o reconocimiento de imágenes.

La American Academy of Sleep Medicine, AASM (La Academia Estadounidense de la Medicina del Sueño) brinda pautas útiles sobre el tiempo que los niños necesitan para dormir en las diferentes etapas de su desarrollo. Debemos tener presente que estas cifras reflejan el total de horas de sueño en un período de 24 horas. Así que si su hijo o hija todavía toma siestas, tiene que tomar este tiempo en cuenta cuando sume las horas típicas que duerme.

  • -Dormir suficiente debe ser una prioridad de la familia.  Recordemos que como padres debemos dar buen ejemplo a nuestros hijos: seamos buen modelo. Permanecer despierto toda la noche con su adolescente para corregir su tarea o pasar toda la noche en vela trabajando no es darle un buen ejemplo. Si el sueño es una prioridad para usted, le muestra a sus niños que es parte de vivir un estilo de vida sano —como comer bien y hacer ejercicio con regularidad.
  • -Mantenga una rutina diaria. La misma hora para despertarse, para las comidas, para la siesta y para jugar le ayudará a su niño a sentirse seguro y confortable y le ayudará a que la hora de dormir sea fácil. Para los niños pequeños, empiece pronto con una rutina nocturna tal como Cepillarse, Libro y Cama.
  • -Sea activo durante el día. Cerciórese de que sus niños tienen una variedad de actividades interesantes durante el día, incluyendo la actividad física y el aire libre.
  • -Supervise el tiempo que pasan frente a una pantalla. La AAP recomienda no tener televisores, computadores, teléfonos y tabletas en la habitación de los niños, especialmente en la noche. Para prevenir interrumpciones del sueño, apague todas las pantallas por lo menos 60 minutos/1 hora antes de dormir.
  • -Tenga en cuenta que los adolescentes necesitan más horas para dormir, no menos. Los ciclos del sueño empiezan a cambiar hasta dos horas más tarde al comienzo de la pubertad.  
  • -Hable con el pediatra de su niño sobre el sueño. Discuta los hábitos y los problemas del sueño con su pediatra, ya que la mayoría de los problemas del sueño pueden ser tratados. Él o ella pueden pedirle que lleve un diario del sueño o le pueden brindar sugerencias adicionales para mejorar los hábitos del sueño del niño.

Fuente https://www.healthychildren.org/

X