.

Editorial Sept 25'2020

Editorial Sept 25’2020

24 septiembre, 2020
|
0 Comments
|

Ciudadanos Globales

Miss Sonia S. Sandoval Ruiz / Directora de Secundaria

“Si queremos un mundo de paz y de justicia hay que poner

decididamente la inteligencia al servicio del amor”.

Antoine de Saint- Exúpery

Estos últimos meses hemos vivido junto al mundo, situaciones que desafían nuestras habilidades y juntos, hemos descubierto que somos capaces de cosas inimaginables.

 Desde la perspectiva global y desde nuestro núcleo familiar hemos sido testigos de cómo nos afecta lo que sucede, en muchos aspectos: emocionales, sociales, económicos, de salud; pero también de cómo nos afecta lo que pensamos y hacemos cada uno de nosotros todos los días. Y he aquí mi reflexión.

Hay muchas cosas que no podemos controlar, simplemente suceden. Pero hay otras cosas que decididamente hacemos, decimos o pensamos. De esas cosas sí somos responsables y debemos ser conscientes ya que, al ser conscientes y decidir, podemos cambiarlo todo.

¿Qué haces tú? Por ti, por tu hermano, por tu familia, por tu vecino.

¿Qué más podemos hacer? 

Somos una gran familia. La familia CIA es responsable, honesta, respetuosa, generosa y activa en los problemas que aquejan a nuestra comunidad y a nuestro mundo. Por esta razón nos sentimos muy orgullosos de ser parte de ella. 

Esta semana celebramos el Día Internacional de la Paz, y también celebramos que el 25 de septiembre del 2015, líderes del mundo se reunieron para establecer objetivos globales para erradicar la pobreza, proteger nuestro planeta y asegurar prosperidad para todos. En estos 17 objetivos globales para el desarrollo sostenible todos y cada uno de nosotros somos partícipes activos.

Diariamente, alumnos, maestros y familias vivimos la colaboración a esos objetivos globales. Buscamos problemas, analizamos situaciones y proponemos soluciones. Levantamos la voz para ayudar a quien lo necesita y pensamos más allá de lo ordinario. Somos críticos y exigimos igualdad. Buscamos el bien común y la empatía. Vivimos el amor, ese amor que decididamente damos en servicio a los demás.

Sigamos siendo ciudadanos globales responsables.