.

Editorial Nov 6'2020

Editorial Nov 6’2020

4 noviembre, 2020
|
0 Comments
|

“¡Gana el que reciba, pero gana más el que da!”

Lic. Patricia Rico / Psicóloga de Preescolar

¡Gana el que recibe, pero gana más el que da!, es una frase o dicho popular muy común, tal vez hasta sientas que es trillada; sin embargo, hay diversos estudios psicológicos y neurológicos que comprueban que el efecto de dar produce felicidad aún y cuando no se de un reconocimiento verbal de la acción. El simple hecho de dar ya es suficiente recompensa y tiene un efecto positivo en nuestro estado anímico, esto al tener un incremento del 45% en el estado de alegría o sensación de bienestar.

Cuando hablo de DAR no me refiero al aspecto monetario, va más enfocado a esas acciones de cuidado, ayuda y buenas acciones por las personas, por ejemplo: hacer más comida y compartir con la gente necesitada, al conducir darle el pase a un vehículo o a un peatón, incluso ahora en temporada invernal podemos hacer limpieza de closet y poner en la cajuela del automóvil algún suéter, chamarra o cobertor para proporcionar a gente de la calle; inclusive dirás ¿cómo voy a dar si no puedo salir de casa?, sencillo puedes hacer una llamada a tus seres queridos para saludarlos, ayudar a algún vecino o familiar de la tercera edad en realizar alguna compra en línea e inclusive enseñar a nuestros hijos a compartir entre ellos. Cuenta desde el más mínimo detalle.

Dar genera una sensación de conexión social, además liberar endorfinas, disminuir el estrés, la tensión arterial y niveles de cortisol provocando un bienestar físico y emocional. 

Te invito a seguir reflexionando a través del siguiente video: