.

Editorial Nov 13'2020

Editorial Nov 13’2020

11 noviembre, 2020
|
0 Comments
|

Desafíos de la Educación a Distancia

Ms. Keila Cano / Directora Primaria Menor

Desde que inició la pandemia nos hemos estado re inventando…los maestros, los alumnos, los padres, la escuela y por supuesto, la educación.

Hemos pasado por muchas etapas durante estos meses y en ocasiones pensamos cosas como “esto no va a funcionar”. Sin embargo, hemos demostrado que no hay muro que no podamos pasar…sí, en ocasiones ha sido con mucho esfuerzo y desgaste pero al final, lo más importante es que logramos vencer el reto y si somos positivos, todo reto que se nos presente -alcanzado o no- nos sirve de aprendizaje.

Lamentablemente, en nuestro país la educación no está llegando a todos los niños, al menos no de la manera que se lograba hace apenas unos meses; al analizar esta situación, hace que nos sintamos afortunados en poder mantener una educación integral con un nivel académico de excelencia como el nuestro. 

Nuestros alumnos han logrado acoplarse a las clases en línea de una manera natural. Han aprendido a convivir con sus compañeros a través de una pantalla, han abierto su corazón a sus maestros, han encontrado diferentes maneras de expresar sus emociones y sentimientos, así como sus alegrías o tristezas.

A través de este escrito, quiero felicitar a todos nuestros alumnos porque no se dan por vencidos y siempre buscan el “cómo sí” de las cosas. Como adultos copiemos esa esperanza que los niños tienen dentro de sí mismos. ¡Gracias chicos! porque ustedes nos impulsan a siempre tratar de ser mejores.

Felicito también a los maestros porque han aprendido a re inventarse, a buscar nuevas estrategias de enseñanza y han aprendido algo que tal vez no sabíamos que era posible: conocer a sus alumnos a través de una pantalla. No me refiero solo a saber sus nombres sino más bien, a reconocer la voz de quien habla sin ver su cara en la pantalla, a saber a quién le gusta el color rojo o el azul….a saber la comida favorita de ellos o saber si prefieren bailar o leer un cuento; me refiero a realmente conocer a tus alumnos como cuando los tienes día a día en tu salón de clases. Sabemos que no ha sido fácil tampoco para ustedes maestros, pero están haciendo un gran trabajo.

Felicidades también a ustedes papás porque sin duda, también han aprendido a re inventarse de una manera que tal vez nunca imaginaron. No es fácil estar en casa todo el día todos los días y hacerse cargo de todo para que las cosas funcionen de la mejor manera. Además, ¡están cursando la escuela de nuevo! porque, directa o indirectamente -dependiendo de la edad de sus hijos- están día con día escuchando las clases, recordando temas académicos que habían olvidado o inclusive, aprendiendo cosas que no les tocó aprender de niños. Un aplauso también para ustedes.

Seamos positivos, confiemos en que alguna vez vamos a regresar a algo  tal vez no igual, pero sí muy parecido a lo que teníamos antes, lleguemos a ese momento con una bolsa enorme de aprendizaje que nos impulse a ser mejores seres humanos.