.

Editorial Abril 23'2021

Editorial Abril 23’2021

22 abril, 2021
|
0 Comments
|

¿Dejamos a los niños ser niños?

Ms. Patricia Franco / Asistente de Coordinación Preescolar

Cada etapa de la vida tiene su propia fuerza y su propia debilidad. Estoy convencida de que las personas que de pequeñas no disfrutaron su infancia pueden llegar a la edad adulta con una extraña sensación de vacío. Algo así como un “me falta algo”  y que a menudo se solventa viviendo una niñez tardía.

La infancia es, por excelencia, la edad del pleno ser, de la fresca configuración de la persona con la capacidad de vivir en el presente como difícilmente es posible hacerlo en otra edad. Es la etapa de aprender, explorar y en la que se cuenta con una capacidad de asombro inigualable.

Los niños nos enseñan a vivir esperando todo de la buena voluntad de los demás, comenzando, desde luego, de los padres. El tiempo del niño es el presente pleno, que se demuestra en la capacidad de jugar sin fin y de creer casi ilimitadamente.

Nuestros hijos tienen que ser niños y actuar como tal. Si no les dejamos disfrutar de la inocencia, de la libertad, de los juegos, de la tierra, del entorno y de la vida que les rodea cuando son pequeños, ¿Cuándo se portarán como niños?

Los niños tienen que jugar, tienen que mancharse, tienen que conocer el entorno desde su propio Yo y no desde el nuestro; tienen que errar para aprender. Como padres y maestros tenemos la responsabilidad enorme de tener paciencia, de jugar con ellos, de permitirles lo que en algún momento a nosotros nos emocionaba hacer. Evitemos limitar su imaginación y coartar esa capacidad de asombro.

Nuestro papel, como dijera en su momento Khalil Gibran en su libro “El Profeta”, es hacer de acompañantes en el viaje.

X