.

Editorial 13 de marzo

Editorial 13 de marzo

13 marzo, 2020
|
0 Comments
|

Febrero loco y marzo otro poco

Por Mr. Cirilo Maldonado / Music & PE Coordinator

El comienzo de este mes ha sido de contrastes que nos ha dejado una enseñanza profunda y reflexiva, ¿qué haríamos si no tuviéramos la presencia de las mujeres en nuestra sociedad, en nuestra familia? es simplemente inconcebible. Estoy seguro que este mes marcará un paradigma social que impactará nuestra conducta de manera contundente. No más violencia, busquemos la paz y sobre todo que nuestros hijos crezcan pensando en el respeto, con una visión de formar sociedades preocupadas por nuestro entorno, así como sensibilizarlos hacia sus semejantes. 

Pero, ¿cómo le hacemos? 

Tengo la fortuna de ser padre de un varón, y en estos meses de contrastes se me ha complicado explicarle lo que sucede. He buscado la manera de compartirlo pero llevarlo a cabo en mi día a día.. es complicado.. y les comparto lo que he investigado.

El ejemplo arrastra 

Mi hijo imita y aprende de todas mis conductas, buenas y malas. 

“Por favor limpia tu cuarto”, a lo que él respondía que primero aseara mi área de trabajo. Tengo que admitir que el ejemplo es fundamental (¡Y estoy trabajando en eso!).

Comunicación

Hablar sin prisa y escuchar todo lo que tiene que decir. Algunas veces me sorprende diciéndome en secreto que tiene súper poderes, pero, desafortunadamente en mi celular tenia un contenido que no podía dejar de ver y me di cuenta tarde que solo quería demostrarme su súper velocidad que había obtenido a través de una roca que encontró en el parque. (¡Y también estoy trabajando en eso!) 

Límites y disciplina (Sin amenazas) 

Las normas deben de ser claras y acompañarse de explicaciones lógicas cuando se corrige una conducta. 

Ayer mi hijo no se quería comer las verduras, le dije que si no lo hacía, el viejo del costal vendría por él, contestándome que tal vez el viejo del costal no le daba la gana venir a la casa. (Estoy trabajando en cómo no reírme de estas ocurrencias) 

Dejarle experimentar aunque se equivoque 

La mejor manera para que los niños exploren el mundo, es permitirles que ellos mismos experimenten las cosas y se equivoquen. Nosotros tenemos que estar ahí para cuidar de ellos física y emocionalmente pero con límites, La sobreprotección a veces nos protege a los padres de ciertos miedos, pero no a nuestro hijo. 

La pregunta es ¿hasta dónde llega el límite? Quiero aclarar que el límite está dentro de nosotros los adultos, buscar siempre la exploración con seguridad y sobre todo con todos nuestros sentidos y dejarlo que vea el mundo. (Sigo trabajando muy duramente con esto) 

No somos amigos

Aunque siempre conviene fomentar un clima de cercanía y confianza, eso no significa que debamos ser sus mejores amigos. Mientras que entre los niños el trato es de igual a igual, nosotros como padres y educadores, estamos situados en un escalón superior. Desde allí les ofrecemos nuestros cuidados, experiencia y protección pero también nuestras normas.

Buscar su aprobación continua para todo puede ser muy tremendo, ya que la amistad también es admiración y confianza por lo que le resultará muy difícil confiar en nosotros si no sabemos imponernos.

¿Mi hijo tiene emociones?

Pensamos que los niños tienen que ser felices todo el tiempo, pero también tienen preocupaciones y debemos de apoyarlos a que reconozcan lo que sienten y que puedan expresarlo. 

Pongan en práctica los ejercicios y por favor háganme llegar sus comentarios a cmaldonado@inglesamericano.edu.mx me encantaría estar en contacto con ustedes  y recuerden trabajar en eso todos los días.