.

Editorial 17 enero del 2020

Editorial 17 enero del 2020

15 enero, 2020
|
0 Comments
|

Nuestra Realidad

Por María de Jesús Ontiveros Martínez / Psicóloga de Secundaria

Hoy en día, como formadores y docentes, enfrentamos tiempos difíciles, pues resulta inimaginable pensar que alguno de nuestros alumnos, los compañeros de sus hijos, pudieran ser capaces de cometer un acto de violencia.

Se piensa, ¡no!, ¡eso  aquí no pasa!, se ve como algo ajeno a nosotros, distante, pero no estamos exentos. Ante estas situaciones, están las teorías que si el bullying, la familia, los videojuegos, la escuela, etc. pero hay múltiples factores determinantes.

Diariamente, a través de las redes sociales, nos enteramos que en otros lugares, chicos entre 12 y 15 años son violentos, ingieren alcohol, fuman, tienen embarazos, etc. pero se han preguntado ¿qué pasa con nuestros adolescentes?.

El semestre pasado se aplicó una encuesta a los 247 alumnos de secundaria, con la finalidad de detectar, prevenir y atender las situaciones de riesgo de nuestra población de adolescentes.

A los chicos se les dio una plática informativa sobre el tema y, al final, se les hizo las siguientes preguntas: ¿te han ofrecido bebidas alcohólicas?, ¿tienes acceso a armas de fuego, navajas, etc.?, ¿has visto información violenta?, ¿has sido expuesto en redes sociales?, ¿tienes suficiente información sobre sexualidad?, entre otras.

De los resultados obtenidos, les comparto que un 30% de nuestros alumnos expresó sentirse triste recientemente, un 19% se siente solo, el 16% ha pensado que no vale la pena vivir y el 9% ha pensado cómo suicidarse.

La información obtenida fue muy significativa y, por supuesto, a partir de los resultados, lo que resta del ciclo escolar estaremos dando seguimiento a nuestros alumnos e implementando estrategias y programas de acción (Pregunta, Persuade, Refiere/Denuncia anónima/Operativo mochila, etc.).

Pero ¿qué estás haciendo tu papá?, ¿qué estás haciendo tu maestro?, ¿qué estamos haciendo todos?. Es responsabilidad de los adultos procurar la seguridad y bienestar de los niños y adolescentes, debemos estar pendientes y prepararlos para las situaciones de riesgo que puedan enfrentar.

Debemos continuar haciendo equipo para cubrir las necesidades de afecto y de acompañamiento de nuestros adolescentes, ya que acorde a los resultados obtenidos, sólo un 13% de ellos tiene un adulto en quien confía, el 49% no tiene supervisión de sus redes sociales y, a pesar de que todo tipo de información está al alcance de un clic, a un 43 % de nuestros alumnos no se les habla de sexualidad en casa.

Los invito a tomar en cuenta las siguientes recomendaciones:

-Dedica parte de tu día a conversar con tus hijos, platica de su vida, sentimientos, amigos, proyectos, etc.

-Establece consecuencias y límites claros.

-Conoce a sus amigos.

-Como familia, establezcan un sistema para el manejo de conflictos.

-Ayúdalo a reconocer y manejar sus emociones.

-Ayúdalo a establecer y lograr objetivos personales.

-Disfruten los momentos juntos como hacer ejercicio, relajarse viendo una película, etc.

-Involúcrate en las actividades escolares.

 

No hay nada que de más protección a los hijos como el amor, aceptación y supervisión de los padres. 

Espero que esta información les ayude un poco con esta importante labor.